Buscar en este blog

Cargando...

jueves, 4 de febrero de 2016

Leyendas de México: Chucho el Roto




CHUCHO “EL ROTO”
Leyenda escuchada en Veracruz


Tengo entendido que a Chucho el Roto lo apresaron allá en Texcoco, cerca de la capital (Distrito Federal), y luego lo llevaron a una cárcel en Pachuca, pero de allá se les peló –siempre se pelaba– y cuando lo volvieron agarrar se lo trajeran acá a Veracruz y lo encarcelaron en la prisión de San Juan de Ulúa, que era la más gacha de aquel tiempo –explica el Sr. Matías Hernández–. Hasta hicieron una película en blanco y negro que a muchos nos tocó ver y más o menos ahí explicaban la vida y la muerte de Chucho el Roto, y así se hizo la leyenda. (Leyenda recopilada por Homero Adame.)

Allá en San Juan de Ulúa estuvo un tiempo y dicen que hubo un carcelero, Simón Palomo se llamaba él, que le ayudó a Chucho el Roto para que se escapara en una lancha, pero lo pescaron nomás llegando a la orilla, aquí en el puerto. Le tiraron balazos y quedó muy mal herido y no sé si esa misma noche o dos que tres días después se murió. Ya lo checaron y las autoridades dijeron que sí estaba muerto y lo metieron en una caja para mandar el cadáver a México en tren para que allá le hicieran la autopsia. El tren llegó a México –las autoridades de allá ya lo esperaban con mucho alboroto y mucha gente también– y cuando abrieron la caja no había nada. N’ombre, ese sí fue un gran alboroto y por más que investigaron nunca se supo qué pasó. Nunca se supo si Chucho el Roto se había hecho el muerto para escaparse o si alguien lo sacó muerto para que siguiera la leyenda, y la leyenda sigue porque de esto estamos hablando, ¿eh? (Leyenda encontrada en un blog de Homero Adame.)


Jesús Arriaga fue el nombre verdadero de Chucho el Roto, a quien también se le conocía como el “Bandido generoso” por ayudar a los pobres con lo que robaba (una especie de Robin Hood a la mexicana).

Jesús Arriaga fue originario de Santa Ana Chiautempan, Tlaxcala, en 1585; otras versiones afirman que nació en Arriaga, Querétaro, donde se le recuerda y existe una casa que, se dice, fue de él y en la cual se han descubierto tesoros que, también se dice, fueron producto de sus fechorías y ocultados por él mismo.

Se dice que comenzó su vida productiva como un humilde carpintero, y enamoró y a Matilde de Frizac, sobrina de un millonario de la zona, quien no estaba de acuerdo con esa relación por pertenecer a clases sociales diferentes. Cuando ella tuvo una hija de Jesús Arriaga, su tío lo acusó de algo y lo enviaron a la cárcel de Belem, en el Distrito Federal y luego trasladado a San Juan de Ulúa, de donde escapó una vez. Así empezó su vida de bandido y años más tarde fue capturado de nuevo y encarcelado de nueva cuenta en San Juan de Ulúa.

Según la historia oficial, Chucho el Roto fue fusilado alrededor de 1910, casi al estallido de la Revolución mexicana. Ahora bien, según la leyenda, no murió fusilado porque o logró escapar o el gobierno le dio el indulto o alguien robó su cadáver.


Nota: la foto del preso fue tomada del sitio de Internet chilango.com. Que el enlace sirva de agradecimiento a sus administradores.

No hay comentarios.: