Buscar en este blog

Cargando...

viernes, 31 de diciembre de 2010

Mitos y leyendas del Altiplano: Una carreta cargada de oro convertida en cerro

.
.
UNA CARRETA CARGADA DE ORO QUE SE CONVIRTIÓ EN CERRO

Leyenda de Villa de Ramos, SLP

.
En cualquier parte del planeta existen leyendas de lugares encantados, dígase ríos, lagos, cuevas, cerros o pueblos enteros, incluso. Un buen ejemplo mexicano es éste de Villa de Ramos, donde se dice que a la entrada de la población, hacia el Sur, hay una carreta encantada. Todo mundo conoce ese punto como «El Cerro del Calvario», pero según la leyenda, no es un cerro, sino una carreta convertida por causa de un castigo divino.
.
Hace muchos, pero muchos años, cuando Villa de Ramos era algo así como una estancia de las conductas[1] que llevaban cargamentos de metales preciosos, llegó de Real de Catorce una carreta cargada de oro e hizo escala en la hacienda, pues a la mañana siguiente reanudaría su trayecto hasta Zacatecas. En ese tiempo, esa región era muy patrullada porque abundaban las gavillas[2]; la policía siempre estaba acantonada cerca de la hacienda en el camino real hacia Zacatecas. No obstante, unos maleantes muy de madrugada lograron robarse esa carreta, pero en lugar de tomar la ruta a Zacatecas –sabían que allá había vigilancia– se fueron por una brecha rumbo a Salinas. Salieron muy temprano, mucho antes de quebrar la aurora. (Leyenda de Homero Adame.)
.
Iban al paso de carreta cuando, justo en el Cerro del Calvario –que en aquel tiempo no existía–, empezó a despuntar el alba y al instante en que el primer rayo iluminó la carreta, ésta se convirtió en un enorme macizo rocoso, transformándose en el Cerro del Calvario. Por tal motivo, ese lugar está encantado y lo conocen también como «la carreta del Calvario». Parece que los ladrones alcanzaron a salvarse del encanto, pero los policías lograron atraparlos y los llevaron a la cárcel de Zacatecas. (Leyenda de Homero Adame.)
.
Muchas versiones de esta misma leyenda afirman que hay un tesoro debajo del cerro, aunque otras lo desmienten, pues todas las personas que han tratado de buscarlo, jamás han podido dar con él, ya que el tesoro –o mejor dicho, la carreta– es el cerro mismo: una carreta encantada convertida en roca.
.
Según cuenta una conseja, para romper ese encanto, de manera que el cerro se vuelva a convertir en la carreta llena de oro, alguien debe aventar a un bebé recién nacido desde lo alto del cerro, donde está la cruz; hay que llevarlo hasta la cima y, al momento en que salga el primer rayo de sol, lo tiene que arrojar, y cuando el bebito caiga el encanto desaparecerá y la carreta cargada de oro tomará su forma original.
.
Sí, esto suena muy cruel y por eso no hay quien se atreva a hacerlo, pero así dice la leyenda.
..
.
[1] Conducta: Palabra que se usaba antiguamente para referirse a las recuas o carros jalados por bestias que transportaban dinero de un lugar a otro.
.
[2] Gavilla: ésta es una palabra que se usaba antiguamente para designar a un grupo de ladrones que asaltaban los caminos reales.
video
.
Para saber algo de Villa de Ramos:
.
No se sabe con exactitud quién fundó esta población, pero se le atribuye a fray Jerónimo de Pangua, a Gabriel Ortiz o a Juan Salayandia Vizcaíno, a principios del siglo XVII. Según unas versiones, este último andaba con dos de sus hijos pastoreando unos animales cuando descubrieron una veta de plata. A partir de entonces, el lugar se fue poblando con gambusinos y aventureros, pero los yacimientos minerales resultaron poco abundantes; sin embargo, quedó como una estancia del camino real entre Zacatecas y Real de Catorce, a la vez que como hacienda de beneficio.
.
Una versión indica que su nombre se debe a que los primeros yacimientos fueron descubiertos un día de Semana Santa, en Domingo de Ramos. Su fiesta patronal, no obstante, se celebra el 16 de mayo y está dedicada a San Juan Nepomuceno.


- - - - - -


Esta leyenda salió publicada en el libro Mitos, relatos y leyendas del estado de San Luis Potosí, en coedición de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado y la Secretaría de Cultura, en 2007.
.
Déborah Chenillo Alazraki se hizo cargo de la edición; Mary de Lara, de la correción, y Beatriz Gaytán, del diseño.


- - - - - -
.
Si estás interesado en leer la versión original, sigue este enlace:
El Calvario de Villa de Ramos
 .
Si quieres leer más leyendas de Villa de Ramos sigue este otro enlace:
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy rara la leyenda. que no habra otra manera de desencantar ese tesoro?

Tesorero dijo...

orale esta buena la leyenda. pero es leyenda y estoy seguro que si llevo el detector de metales no va pillar y eso porque ahi parece que es pura roca. o sea que eso del encanto que quede como leyenda.