Buscar en este blog

Cargando...

jueves, 14 de abril de 2011

Tradiciones mexicanas: “Ni yendo a bailar a Chalma”

.
NI YENDO A BAILAR A CHALMA
.
Tradición y leyenda del Estado de México
.
Para todo extranjero que llega a radicar en México e intenta poco a poco integrarse a la vida y ser partícipe de las costumbres de este maravilloso país, sin duda hay muchas cosas que le parecen singulares, raras o extravagantes por ser tan distintas a las de su país de origen. Algunas de esas costumbres son meramente verbales, pues consisten en los refranes populares. Uno de ellos es el que dice “Ni yendo a bailar a Chalma”, cuya interpretación es que algo no tiene solución o que por muchas maneras que uno intente lograr su propósito, ya sea mediante rituales, promesas o mandas, no podrá hacerlo. Artículo en un blog de Homero Adame.
.
Chalma es un pueblo mexiquense famoso por su Cristo milagroso y por el citado refrán. Hay que ir para verificar si es cierto, aunque yo más bien adaptaría el refrán para decir: “Ni quien vaya a bailar a Chalma” o “Ni yendo a bailar a Chalma se puede bailar ahí”. ¿Por qué? Porque nadie baila y la tradición es otra muy distinta a la verbal.
.
Al llegar a Chalma no falta alguien que te ponga una corona de flores en la cabeza. Esto porque la tradición exige que aquellos que vienen por primera vez a visitar al Cristo de Chalma deben adquirir una corona de flores y entrar al templo con ella debidamente puesta en la cabeza. Después de estar en el interior un rato, ya sea por curiosidad o por devoción, si desean llevársela a su casa, pues se la llevan, pero si la quieren dejar, entonces hay que hacerse una especie de limpia o barrida con ella antes de dejarla. Para esto uno se quita la corona y se la pasa por todo el cuerpo, o nada más por el pecho o en su caso por alguna parte que uno tenga enferma, como por ejemplo una pierna rota, o un brazo afectado o un riñón malo (también sirve para quitarse la mala suerte). Entonces uno se hace la limpia solo y luego deposita la corona en un lugar especial ubicado junto a la puerta lateral derecha, en un palo donde todos dejan sus coronas.
.
Al platicar con algunos comerciantes y preguntarles sobre el famoso refrán “Ni yendo a bailar a Chalma”, éstos nos dicen que se trata simplemente de un dicho popular, pues casi nunca se ve a la gente bailar a su libre albedrío ya sea por manda o por devoción. Nos explican que de hecho las únicas danzas se ejecutan durante las fiestas del 1° de julio, y por cuenta de grupos organizados. Y añaden: “Lo importante es venir a Chalma, venir con fe y participar de las fiestas a nuestro Cristo milagroso”.
Así aprendimos que ni quién vaya a bailar a Chalma, pero los que vienen sí se ponen su corona de flores para darse una barrida y dejarla como ofrenda para estar a tono con la tradición.
.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estuvo muy interesante,gracias :)

Anónimo dijo...

Claro que sí se baila, sólo que no es en el templo, sí no en el ahuehuete, anteriormente era a ritmo de un violín o maracas, ahora, hay un aparato de sonido, en una plaza llamada luna, hay que investigar mi buen, el baile no es forzoso, pero sí es tradicional, no soy creyente, pero la gente que he acompañado, y ha bailado, sí se les a cumplido lo que han ido a pedir, es en serio, soy buen padrino,

Anónimo dijo...

yo soy de chalma y si es cierto que se baila en el ahuehuete por que todos los que bienen pasan primero ahi