Buscar en este blog

Cargando...

martes, 15 de febrero de 2011

Mitos y leyendas de Nuevo León: Agapito Treviño "caballo blanco"

.
AGAPITO TREVIÑO
.
(Leyenda escuchada en La Estanzuela,
municipio de Monterrey, N.L.)
.
Uno de los personajes más míticos y legendarios del estado de Nuevo León fue Agapito Treviño, una especie de Robin Hood a la norestense que robaba a los ricos para ayudar a los pobres. Popularmente le decían «Caballo blanco» porque siempre andaba en un caballo blanco muy fino. De Agapito Treviño existen muchas leyendas, como esta que narró Luis Pedro Zambrano Alanís.
.
Agapito Treviño fue un pelao muy móndrigo y muy respetado. Si alguna persona le caía mal le sacaba la pistola y a puros tiros lo ponía a bailar. Todo mundo sabe que tenía algunas de sus guaridas en las cercanías de La Estanzuela y, supuestamente, escondió muchos tesoros allá. Mucha gente ha buscado los tesoros que enterró en esos rumbos de La Estanzuela, pero si alguien ha encontrado algo mejor no dice nada para evitarse las envidias de los demás o que el gobierno le quiera quitar la mitad. Leyenda escrita por Homero Adame.
.
Dicen que Agapito Treviño era un buen pelao, pero andaba siempre fuera de la ley. Él robaba a los ricos y a los malos y luego repartía una poquita de esa fortuna con la gente más amolada y otro tanto lo escondía en las cuevas. Parece que el coraje que les tenía a los ricos era porque a su abuelo le habían quitado sus tierras y a su papá, por defenderlo, lo habían matado. Entonces Agapito estando todavía niño juró que iba vengar a su padre y al honor de su abuelo y así se agarró contra todos los ricos de la región, sin importar quiénes fueran. Desde entonces se convirtió en un forajido, en un bandido, pero también en un benefactor de los desprotegidos. Por eso todavía mucha gente recuerda a nuestro Agapito Treviño y sus leyendas son muchas. Leyenda encontrada en un blog de Homero Adame.
.
.
Con el crecimiento desmedido de Monterrey en particular hacia el sur por la carretera a Linares, en los últimos años se han fraccionado muchos terrenos de La Estanzuela y hoy en día, entre tanto concreto y zonas residenciales, es difícil saber si las grandes máquinas descubrieron tesoros o si quedaron ocultos para siempre. Como se sabe, cuando alguien se encuentra un tesoro suele callarlo para no tener que compartir con las autoridades ni tener que andar dando envidias con los vecinos.
.
Nota: el dibujo es obra de Jennifer Hennen
.
.
Hay una versión diferente de la leyenda de Agapito Treviño en este enlace:
.

No hay comentarios.: